Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Jungle Speed Kids

Jungle Speed es un juego de velocidad y reflejos, en el que cada jugador tendrá que deshacerse de sus cartas para ganar. Se reparten todas las cartas entre los jugadores y por turnos, levantan sus cartas de una en una, lo más rápidamente posible. Si dos (o más) rivales tienen la misma carta, tendrán que coger el tótem, situado en el centro de la mesa.

  • Sencillo, rápido, divertido ¡y muy adictivo!
  • El gran juego de reflejos y velocidad ahora para los más pequeños de la casa.

 

19,95

Hay existencias

Jungle Speed Kids, juego rápido, sencillo y divertido donde los más peques disfrutarán de lo lindo.

  • El gran juego de reflejos y velocidad ahora para los más pequeños de la casa.
  • Existen tres modos de juego, sencillo, normal y selvático
  • Juego muy fácil de jugar y aprender como se juega.
  • Recomendado desde los 4 años de edad.

Disfruta con esta nueva versión del exitoso juego Jungle Speed, con tres niveles de juego e ilustraciones de lo más divertidas.

¿Cómo se juega a Jungle Speed Kids?

Es un juego de memoria colocaremos las cartas de animales boca abajo rodeando el Tótem.

Cada jugador elegirá un personaje y se lo colocará delante suyo.

El jugador inicial dará la vuelta a una carta para que todos la vean, después la volteará otra vez.

Seguirá el siguiente jugador haciendo lo mismo, pero cuando algún jugador sepa donde está su pareja deberá coger inmediatamente el Tótem para poder levantarla.

Si aciertas al voltear la otra carta se las llevará a su zona de juego. Pero si te equivocas tendrás que dar la vuelta a tu personaje quedando congelado.

Mientras estés congelado no podrás coger el Tótem hasta que te vuelva a tocar el turno que podrás voltear tu personaje descongelándolo.

El final de la partida se realiza cuando las cuatro cartas de León se descubren, en ese momento la partida acaba y quién tenga más cartas de animales ganará el juego.

Variantes del juego:

  • La primera variante del juego será, en vez de coger las cartas de los mismos animales, deberemos coger los animales que miren de la misma forma, hacía arriba, hacía abajo o de otras formas.
  • La segunda variante será cuando demos la vuelta a los animales no volveremos a voltearlos y solo podremos coger los mismos animales y que miren de la misma forma.

Juego totalmente recomendable para los peques de la casa, disfrutarán como los mayores con el mismo juego aunque con variantes para su edad.

 

Vistos recientemente