La primera vez que leí este cuento un escalofrío me cruzó la espalda hasta ponerme los pelos de punta. Es increíble como en tan pocas líneas se pueden mostrar tantos valores, como los dibujos más sencillos pueden expresar tanto. Este título, desde mi punto de vista, no debería faltar en ninguna biblioteca.

Habla de aceptación personal, de diversidad, de aceptar al otro tal y como es, de superación, de autoestima pero sobre todo de inclusión. Una asignatura que aún tenemos pendiente como sociedad. Habla de cómo ponemos obstáculos a aquellos que son ‘diferentes’, habla de barreras arquitectónicas infranqueables y habla de cómo debemos unirnos como sociedad para afrontarlo.

No olvides que si te gusta este título puedes hacerte con el AQUÍ. Os dejo con esta preciosa metáfora que nos traslada a un mundo lleno de valores y sólo por cuatro esquinitas de nada.

1
¡Hola!
Dime, ¿en qué puedo ayudarte? No tardo en responder, prometido😉
Powered by
0

Tu carrito

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar