Dibujos que cobran vida. Os diré que con este experimento hemos sido perseverantes, con ello no sólo han aprendido ciencia también que no todo sale a la primera y debemos usar el ensayo-error como aprendizaje. Probamos con trazos gruesos, con agua caliente, dejando secar… ¡nada! sólo debíamos ser pacientes y realizarlo con tranquilidad, como veis en el vídeo, sólo así se desprendía.

¿Qué necesitaréis?

  • Rotuladores para pizarra blanca.
  • Un plato o bandeja de porcelana o cristal.
  • Agua.

Ahora, ¡qué empiece la magia!

  1. Dibujamos con los rotuladores sobre la superficie, preferiblemente en un solo trazo.
  2. Dejamos caer agua muy lentamente por una de sus esquinas y ¡los dibujos comienzan a animarse!

Desde que conseguimos dar con la “fórmula mágica” han pedido hacerlo unas 50 veces y os prometo que no exagero. Hemos soplado sobre las figuras, las hemos cogido con una cuchara y vuelto a dejar… seguro que nos surgirán muchas más ideas pero ahora te toca a tí 😉

1
¡Hola!
Dime, ¿en qué puedo ayudarte? No tardo en responder, prometido😉
Powered by

Pin It on Pinterest

0

Tu carrito

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar