Las rabietas son impredecibles, nunca sabes cuándo llegarán ni por qué motivo.

No, como padres, madres, tutores o educadores no podemos controlarlo todo porque créeme aunque lo hicieras y creyeras que tienes todo controlado, algo haría que estallaran. Te consolaré diciendo que son sanas, que forman parte de la maduración cerebal y el aprendizaje de la gestión de ellas es primordial. Aunque te garantizo que duran toda la vida. Las rabietas no dejen de existir nunca, de hecho tú las sigues teniendo lo que varía es cómo las gestionamos por eso es taaaan importante aprender a reconocerlas, aceptarlas y aprender herramientas para que fluyan. A mí, a veces, me encantaría expresarlas como Julieta pero la vida me ha enseñado a tratarlas de otro modo.

Vamos a acompañar a Julieta en este proceso, vamos a comprenderla y ser su sostén. Si algo sabemos en esta vida es que todo pasa pero mientras pasa podemos observarla desde el humor, porque con humor y con apoyo, saciendo que tu situación es normal y que la viven muchas otras personas a diario… ¡todo se hace más llevadero!

Ahora, vivamos las emociones a tope con Julieta:

1
¡Hola!
Dime, ¿en qué puedo ayudarte? No tardo en responder, prometido😉
Powered by

Pin It on Pinterest

0

Tu carrito

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar